Hace unas semanas, un compañero traductor se dirigió a mí comentándome lo siguiente: “¿hasta cuándo utilizaréis ese término que os encanta a los que hacéis marketing online de community manager? Porque ¿sabías que existe en castellano una palabra que lo define perfectamente?” Mi compañero me remitió a Fundeu.es,  que decía lo siguiente:

La Fundación del Español Urgente recomienda que, en lugar de utilizar el término inglés community manager, se opte por alternativas españolas como gestor o responsable de comunidades (virtuales, digitales, en línea, etc.).

Según la Asociación Española de Responsables de Comunidad (Aerco), «un community manager es aquella persona encargada/responsable de sostener, acrecentar y, en cierta forma, defender las relaciones de la empresa con sus clientes en el ámbito digital, gracias al conocimiento de las necesidades y los planteamientos estratégicos de la organización y los intereses de los clientes».

La Fundéu BBVA recomienda que, para referirse a la persona que desarrolla las anteriores funciones, se opte por términos españoles, como gestor o responsable de comunidades virtuales, digitales, en línea o de Internet.

Creo que, desde aquí y como responsable de comunidades en línea de SeproTec, es esencial que defendamos el uso del castellano de forma correcta, que es tan rico, y que es capaz de ofrecernos opciones al tan manido y recientemente creado community manager.

¿Y tú? ¿Vas a seguir llamándote/les community manager? ¿O adoptarás las medidas que nos recomienda La Fundéu BBVA?

Recientemente, la Comisión Europea ha elaborado un Eurobarómetro sobre el uso de las lenguas en la Red. Muchos medios de comunicación se hicieron eco de este informe porque afirmaba que los españoles somos los europeos que pensamos que más perdemos información a la hora de navegar en otro idioma distinto al nuestro. Hasta el 58% de los españoles considera que se les escapa información destacada en Internet por estar redactada en una lengua que desconocen o no dominan, un porcentaje sólo por debajo del de los griegos (60%) y por encima de la media europea (44%).

Este resultado pone de relieve la importancia que la profesión de traductor tiene en el ámbito de las nuevas tecnologías. Además nos recuerda a todos el correcto uso que debemos darle a herramientas de traducción online que pueden llevar a interpretaciones equivocadas de textos e información en otro idioma que no sea el español.

Nos gustaría saber cuál es tu opinión sobre este dato, e invitarte a que nos cuentes tu experiencia, porque es un porcentaje muy elevado de españoles los que se sienten Lost in traslation a la hora de consultar información que en diferentes idiomas, circula por la red.

Cartel de la película Lost_in_translation