Unqualified labor is rampant in the world of translation. That’s why it is very important to have as much information as possible when hiring a professional translator, and that goes double when requesting patent translation services.

Engineer working at a R&D Lab

While translating the description of a product or related marketing materials is certainty important, the translation of your patent is absolutely crucial, as the content therein described will directly determine the ultimate scope of the invention’s protection.  All of your R&D investment hinges on  the granting and scope of your patent.

As a company specialized in the industrial property translation, we are deeply aware of this fact, and we are extremely careful about selecting the translators for each patent. We apply a rigorous provider selection process that involves passing internal translation tests for every patent area in which the translator works and continuous follow-up on the quality of his or her work.

A patent translator needs many skills besides mere fluency in a language. The position requires the translator to have practically the same level of training and technical experience as the professional who authored the original patent, and:

  • a native level of fluency in the target language.
  • comprehension of the legal regulations for industrial property, patentability requirements, application processes and deadlines in the country of submission.
  • the ability to write out the claims in the target language while fulfilling all legally established requirements, such as for content, format, and so on.
  • advanced knowledge of CAT tools is very important, and a major plus.

 

Technical knowledge

A good intellectual property translator must have extensive technical knowledge of in the field of the patent in question, and must know how to use the language and grammar.

Patents are precise documents.  Improper placement of a word or a punctuation mark could easily change the meaning of a text. A small mistake in language use or a technical description could harm the effectiveness of the entire document. One clear example of this was the European Patent Office’s granting of a patent apparently for the cloning of human cells, when the application only referred to animals.  The patent claims in German and French used specific terms (“tier” and “bête”, respectively), referring to animals, whereas the English translation included the term “animal”, which in English may also refer to humans.

 

Growing as an intellectual property translator

The best advice outlined in this article is the importance of specializing in a translation niche. With language fluency, the result of the translation should be “almost” perfect.

SeproTec diligently searches for qualification and specialization in its team of experts. The qualities that characterize those of us who are devoted to this sector are very special. To start with, we are used to working autonomously, being highly self-motivated and committed to respecting response times. We are also determined to do quality work. Being meticulous and exacting is seen as a virtue. What that “translates” to is passion, availability and flexible hours. Sometimes fulfilling these goals can be an uphill battle when circumstances are against you. Yet the satisfaction of a job well done makes every challenge worth the effort to grow as a professional translator.

 

The translation degree

It is great to have all of these personal qualities, but it is indispensable to strengthen through continuing education. The translation and interpreting degree is just the beginning. Specializing in patents is a big opportunity, as this is one of the profession’s most underserved branches, and demand is booming. Globalization and technology have changed the face of business. A whirlwind of innovation has revolutionized the world in just a few years. This has created a need to protect all the new ideas through the industrial and intellectual property processes.

A professional patent translator must also be well-trained in sworn translation, to ensure a rich and coherent technical vocabulary. There is no margin for error in interpreting the text, and full comprehension is required.

Lastly, doing a good job is not just about knowing the “source and target” languages, but also understanding the cultures attached to both languages. It is about writing as naturally and precisely as possible, without sounding clunky. It’s an art. It is also crucial to have a good working knowledge of information technology, translation applications, specialized dictionaries and  reliable sources.
SeproTec, an excellent IP translation school

For many of us, SeproTec has been and continues to be an excellent “school” for specialized IP translators.  Job requirements include being specialized in a technical field (biotechnology, medicine, chemistry, pharmaceuticals, veterinary medicine, engineering, telecommunications, mechanics, medical devices, etc.) and having successfully completed advanced courses in translation (with a recognized degree), and/or in a relevant technical field (chemistry, pharmaceuticals, mechanics, telecommunications, etc.). Candidates must also have demonstrable professional experience, in both time and translated word volume, within the discipline for which they are applying, and are required to pass a a translation test in one or more specialized fields.

After successfully completing the selection process, SeproTec does continuous quality control and follow-up of our daily work, which helps us to improve and perfect our technique, and to mark out the specialization that best fits our profile.

SeproTec began in 1989 with the promise to become the best intellectual property translation solution on the market. While we have since diversified, now covering over 12 market segments and wide variety of language services, intellectual property was and remains today one of our company’s main pillars.

El intrusismo en el mundo de la traducción es muy elevado. Por ello, es muy importante contar con la mayor información posible a la hora de contratar a un traductor profesional, y más a la hora de requerir los servicios de la traducción de patentes.

Si bien la traducción de la descripción de un producto o de los materiales de marketing relacionados es importante, la traducción de su patente lo es aún más, ya que el contenido descrito en ésta es el que determinará el alcance de la protección final del invento.  Toda la inversión realizada en I+D se pone en juego a través de la concesión y alcance de su patente.

Las empresas especializadas en traducción de propiedad industrial somos bien conscientes de este hecho y tenemos exquisito cuidado en la selección de los traductores que se encargan de cada patente, mediante la aplicación de un riguroso proceso de selección de proveedores, que incluye la superación de pruebas de traducción internas por cada área de patentes en la que trabaje el traductor, y el seguimiento continuo de la calidad de sus trabajos.

Un traductor de patentes requiere otras habilidades que van mucho más allá del dominio de un idioma. El puesto requiere tener prácticamente el mismo nivel de formación y experiencia técnica que el profesional que redacta la patente original, así como dominar:

  • el idioma destino a nivel nativo.
  • la comprensión de la normativa legal de propiedad industrial, requisitos de patentabilidad, procesos y plazos de solicitud y tramitación correspondientes en el país de presentación.
  • la habilidad de redacción de las reivindicaciones en el idioma de destino cumpliendo con los requisitos de contenido, formato, etc. legalmente establecidos.
  • El dominio de herramientas TAO es un factor importante y absolutamente preferible.

 

Conocimientos técnicos

Un buen traductor de propiedad intelectual debe disponer de amplios conocimientos técnicos en el campo de la patente además de comprender cómo utilizar el lenguaje y la gramática.

Las patentes son documentos precisos.  La incorrecta colocación de una palabra o de un signo de puntuación puede cambiar fácilmente el significado de un texto. Un pequeño error en el uso del lenguaje o la descripción técnica puede alterar la eficacia de todo el documento. Un ejemplo claro es la concesión de la Oficina Europea de Patentes de una patente para la supuesta clonación de células humanas, cuando la solicitud se refería únicamente a animales.  Las reivindicaciones en alemán y francés de la patente utilizaban términos específicos (“tier” y “bête”, respectivamente), refiriéndose a animales, cuando la traducción inglesa incluía el término “animal”, que en inglés también puede referirse a humanos.

 

Crecer como traductor de propiedad intelectual

El mejor consejo esbozado en este artículo es la importancia de especializarse en un nicho de traducción. Con el dominio de la lengua, el resultado de la traducción debería ser “casi” perfecto.

Y es que SeproTec busca cualificación y especialización en su equipo de expertos. Las cualidades que envuelven a las personas que nos dedicamos a este mundo son bien especiales. Para empezar, somos personas habituadas a trabajar de forma autónoma, con una elevada motivación por el encargo y compromiso para cumplir tiempos de respuesta. También, poder realizar un trabajo de calidad. Ser minucioso y perfeccionista está visto como una virtud. Lo que se “traduce” en pasión, disposición y flexibilidad de horario. Y es que, muchas veces, cumplir con esto se vuelve cuesta arriba cuando las circunstancias soplan en contra. Pero cuando el trabajo está terminado y bien hecho, la satisfacción es tanta que todo desafío merece la pena (¿o la alegría?) para crecer como traductor profesional.

 

El título de traducción

Además de todas estas cualidades personales, es imprescindible fortalecerlas con una formación continua. El título de traducción e interpretación solamente es el comienzo. La especialización en el campo de las patentes es una gran oportunidad, ya que es una de las ramas menos concurridas en esta profesión, la cual está en auge. Debido a la globalización y la tecnología, el perfil de las empresas ha cambiado. Una vorágine de innovación ha revolucionado el mundo en pocos años. Esto ha propiciado proteger las nuevas ideas a través de los procesos de propiedad industrial e propiedad intelectual.

Un traductor profesional de patentes también debe estar bien formado en el ámbito jurado para poder contar con buen léxico, técnico y coherente. Sin margen de error en la interpretación del texto y comprensión total.

Por último, no solamente se trata de saber el idioma de “origen y destino”, sino también conocer la cultura de ambas lenguas. Se trata de escribir de la manera más natural, más precisa y sin sonar forzado. Todo un arte. Por otro lado, es imprescindible contar con conocimientos informáticos, dominio de programas de traducción, de diccionarios especializados y fuentes fiables.

 

SeproTec, una buena escuela de traducción de PI

SeproTec ha sido y es para muchos de nosotros una excelente “escuela” de traductores especializados en PI.  Entre los requisitos exigidos, se incluyen ser nativo en el idioma al que traduce, estar especializado en un ámbito técnico (biotecnología, medicina, química, farmacia, veterinaria, ingeniería, telecomunicaciones, mecánica, dispositivos médicos, etc.) y haber completado estudios avanzados en traducción (titulación reconocida), y/o en el campo técnico relevante (química, farmacia, mecánica, telecomunicaciones…). Se requiere además una experiencia profesional previa acreditable en tiempo y en volumen de palabras traducidas dentro de la disciplina específica requerida, y completar una prueba de traducción en uno o más campos de especialidad.

Una vez superado el proceso de selección, en SeproTec llevan a cabo un control de la calidad y seguimiento continuo de nuestro trabajo diario, que nos ayuda a mejorar, perfeccionar nuestra técnica y delimitar el ámbito de especialización que mejor encaja en nuestro perfil.

El proyecto de SeproTec comenzó en 1989 con el compromiso de convertirse en

la mejor solución de traducción de propiedad intelectual del mercado. Aunque con el paso de los años hemos se ha diversificado su actividad, ya que ahora cubren más de 12 segmentos de mercado y una gran variedad de servicios lingüísticos, la traducción de la propiedad intelectual era y sigue siendo uno de los principales pilares de la compañía.

Quality is communication and measurement

We are all aware that clients have different needs. The MT Department at SeproTec uses a measurement tool from TAUS, DQF, to deliver the right quality to our clients. This is how we reach client satisfaction.

At the TAUS Industry Leaders Forum, to be held in Girona next week, our MT Department will be setting the stage for the round table about Normalizing Quality Management.  Panelist will show the way they have integrated DQF in their CAT tools, their experience using DQF and also we will learn about the implementation of Quality standards in the industry.

It is a great opportunity to meet colleagues from the industry and share our different experiences on using DQF and some other quality measure tools.

See you in Girona!

 

Sin idioma

febrero 16th, 2015 | Posted by admin in Sin categoría - (0 Comments)

Paseo entre personas que pasean hablando

lenguas que no comprendo

por calles que no sé adónde me llevan.

 

En las paredes frases que no sé lo que dicen,

lo que gritan calladas.

 

Una mujer se acerca

y me pregunta algo que no entiendo,

me lo repite y vuelvo a no entenderla.

 

Parece un sueño pero estoy despierto.

 

Y así, desde hace días, podría decir años,

me he ido acostumbrando a no entender.

 

Le he cogido cariño a esta ignorancia,

a la elipsis que soy, a la sedante

dicha de no poder comunicar.

 

Recuerdo que Canetti soñaba con un hombre

que no hablase ninguna de las lenguas del mundo.

 

Una poesía de Juan Vicente Piqueras

Premio Loewe de Poesía 2012

Ayer se publicó en el periódico El País un artículo que me hizo reflexionar. Se trata de un pequeño análisis sobre la última encuesta del Instituto Galego de Estatística (IGE), en la que se publican datos que demandan todo nuestro interés.

Según esta encuesta, solo uno de cada cuatro jóvenes gallegos menores de 15 años habla gallego habitualmente. Los datos reflejan que, en cinco años, de 2003 a 2008, los que hablaban gallego pasaron a ser del 43,2 % al 30,29 %, un descenso significativo; mientras que los castellanohablantes pasaron a ser del 19,6 % al 20,28 %.

El debate se centra en el presunto descenso de los gallegohablantes en favor de otro – también presunto – ascenso de los monolingües, especialmente en castellano, a pesar del decreto de plurilingüismo que rige la enseñanza y que establecía, hasta 2010, una educación al 50 % entre las dos lenguas cooficiales. Ese año, el reparto se vio afectado por la entrada del inglés en el nuevo decreto y es aquí cuando se inicia de nuevo la polémica. La Real Academia Galega emitía una declaración institucional en la que solicitaba la derogación del decreto de 2010 con la intención de evitar «el desahucio del idioma de su propia casa» pero, ¿es el decreto de 2010 el causante de este descenso en el uso del gallego?

Sin entrar a valorar lo acertado o no de este último decreto, a mí, personalmente, no me gustaría ver que los idiomas que históricamente han enriquecido nuestra cultura muriesen paulatinamente en el museo de las lenguas. Creo que un idioma debe ser una herramienta útil y dinámica, que sume y no que reste, y es por eso por lo que me parece importante escuchar a la sociedad y entender sus necesidades.

Decía Darwing que «no sobrevive el más grande ni el más fuerte, sino el que sabe adaptarse»; y es que si no ponemos todo nuestro empeño en legislar con la mirada atenta en el presente, nunca seremos capaces de asegurar su futuro.

Es un debate interesante en el que la tan manida pluralidad se manifiesta con un sinfín de posturas diferentes; todas enriquecedoras, qué duda cabe.

Álvaro Salamanca

Responsable de Relaciones Institucionales

No por falta de ganas, sino por falta de tiempo, escribo ahora, con un poquito de demora, esta reseña sobre el V Congreso Internacional Esletra que se celebró hace poco menos de un mes en Nueva York. El póster, magníficamente diseñado por Jesús Zurita, muestra con mucha visión lo que podría –o mejor,  debería– ser el panorama lingüístico a medio y largo plazo en los Estados Unidos y en el resto del mundo. Hay que ser optimistas, jaja, con el permiso del chino, por supuesto, una posible cohabitación entre el inglés y el español como las lenguas más importantes del planeta.

El congreso de ESLETRA es el primer congreso especializado en el español como lengua de traducción que se ha celebrado en Estados Unidos, en la magnífica sede que tiene el Instituto Cervantes en la Gran Manzana y que ha sido brillantemente organizado por nuestras compañeras de Tremédica Cristina Márquez, Bertha Gutiérrez, Carmen Hurtado, Lida Barbeta, y alguno más que me dejo (lo siento).

Durante los días 23 y 24 de abril, y para ir haciendo boca, se pudo asistir y disfrutar de unos talleres precongreso que fueron impartidos por Fernando Navarro, Bertha Gutiérrez Rodilla y Gonzalo Claros y que SeproTec, junto con la Fundación Lilly tuvo también el honor de patrocinar.

Luego ya, entrando en el congreso propiamente dicho, que se celebro los días 25 y 26 de abril, señalar que contó nada menos que con la presencia de Miguel Sáenz, traductor y miembro de la Real Academia Española de la Lengua. Cabe señalar también la presencia de Fernando Navarro al que le fue entregado el III Premio Esletra al finalizar el congreso. Entre el resto de ponentes pudimos asistir a exposiciones de diversos traductores, docentes y miembros, entre otros, del Consejo de la Unión Europea, Naciones Unidas, Instituto Cervantes, Comisión Europea, TIPO, Academia Norteamericana de la Lengua, etc. De estas sesiones he podido extraer y visualizar un retrato del momento que vive el español en el mundo de la traducción: situación actual y, sobre todo, situación frente a la lingua franca que impera en la actualidad.

En cuanto a las actividades “no académicas” –ya sabéis, corrillos entre las diversas sesiones, cafés, cena final–, la verdad es fueron muy cordiales y, como siempre, amenas y sumamente positivas; en ellas siempre tienes la oportunidad de conocer compañeros de profesión con inquietudes similares y charlar sobre los aspectos profesionales que todos compartimos.

Bueno para no ser pesado, os dejo el enlace del programa para que al que le interese pueda digerirlo tranquilamente.

http://www.esletra.info/index.php/es/

http://www.medtrad.org/jornadas-conferencias/index.html

Paco Martín

SeproTec Multilingual Solutions

 

Veamos el siguiente titular: «Alto Volta llama a consultas —‘a capella en grito’— al embajador de Zanzíbar, que atiende al nombre de Mobutu».

¿Cuántos errores has detectado en este supuesto y delirante encabezamiento? Yo veo, al menos, seis…

Dos de ellos son de carácter geográfico, o mejor dicho, geopolítico, por lo que digamos que sirven para añadir un puntito de exotismo a una sección tan «seria», centrada en lengua y traducción, como la que nos ocupa: Alto Volta es Burkina Faso desde 1984 y Zanzíbar, la isla de las especias (‘costa de los negros’, en persa), es una región —una isla— de Tanzania, por lo que, al no ser un Estado soberano, no puede tener embajadores.

Centrémonos, por tanto, en los cuatro errores restantes. Al primero de ellos, el más evidente, y del que también podríamos decir que es de recurso, como los dos anteriores, lo podemos considerar un «error de colocación», pero sobre todo, un error colosal. Tan lamentable y quimérico que si tecleas en Google «a capella en grito», no aparece ni un solo resultado. Y eso debe de ser grave, porque ese mismo buscador devuelve nada menos que 546.000 resultados cuando insertamos en su cajita la voz Mikel Jakson, tal cual (recordemos que lo correcto es Michael Jackson). Nadie en su sano juicio, o que tenga un nivel elemental de español cometería el error de confundir voz con capella. De modo que pasemos ya, sin más «delación», a lo que realmente nos ocupa.

Y para ello, no hace falta salir de la anterior colocación estrambótica —que no bizarra—; en ella encontramos, por fin, un error real, procedente en esta página y, lamentablemente, bastante común: escribir cappella con doble ele, pero una sola pe. No hay más que acudir al Diccionario panhispánico de dudas (DPD) para comprobar que la locución italiana a cappella se escribe en cursiva cuando se utiliza para aludir a la música vocal polifónica que se ejecuta sin acompañamiento instrumental, y en redonda, sin resalte tipográfico y con la grafía adaptada a capela (una sola pe, una sola ele), para referirse, en general, al hecho de cantar sin acompañamiento instrumental —algo que vimos hacer esta misma semana con su himno a los cerca de 50.000 seguidores del Atlético de Madrid que asistieron en directo a la aplastante victoria de su equipo sobre el AC Milan  en el partido de vuelta de octavos de la Liga de Campeones—. Lo que no es apropiado es usar la grafía híbrida a capella, ni en redonda ni en cursiva, como hicieron algunos medios de comunicación y muchas otras webs en sus crónicas del partido mencionado.

Si no me fallan las cuentas, ya solo quedan dos errores por tratar. Empecemos por el de más etiqueta, que además es de concepto: «el Gobierno de X llama a consultas al embajador de Y». Esto, trasladado al mundo del fútbol, sería como si Casillas (Gobierno X), justo antes de que Messi (embajador de Y) le lanzara un penalti —en Copa o en Champions, claro—, se acercara el punto fatídico y le preguntara por dónde lo va a tirar (lo lógico es que si Casillas tiene que llamar a consultas a alguien sea, por ejemplo, a su compañero —embajador— Di María, que conoce muy bien a su compatriota Lio Messi). Diríamos en este caso, trasladando el lenguaje diplomático al fútbol, que Casillas llamó a consultas a Messi, algo a todas luces absurdo. Un Gobierno llama a consultas a sus propios embajadores, no a los de Estados ajenos; cuando se da este segundo caso, lo que se hace es convocar al embajador del país X. Sin embargo, como se puede comprobar al pinchar en este enlace, son muchos los medios que hacen un uso inapropiado de la locución llamar a consultas.

Por último, tenemos al embajador que «atiende al nombre» de Mobutu. En español de España (o españolés, que diría mi excompañero Alberto Gómez Font), entre los múltiples significados del verbo atender está el de ‘llamarse de una determinada manera’. Hasta aquí, bien: el embajador de Zanzíbar se llama Mobutu. El problema es la preposición al, pues tal como recoge el DPD en el punto 4, letra b, de su entrada sobre este verbo tan polisémico: ‘[el verbo atender, con el significado de ‘llamarse de una determinada manera’] siempre va seguido de un complemento precedido de por. Así, lo apropiado habría sido escribir que el embajador de Zanzíbar «atiende por el nombre de Mobutu».

De modo que el titular de este artículo, después de asearlo convenientemente, quedaría como sigue: «Burkina Faso llama a consultas —a capela— a su embajador en Tanzania, que atiende por el nombre de Mobutu».

 

Jaime Garcimartín

Exredactor de la Fundéu BBVA

Para una empresa como SeproTec en plena expansión internacional con presencia en 12 países, la renovación del Pacto Mundial es la ilusión y el compromiso por parte de todo el equipo de seguir siendo un referente indiscutible para el sector en materia de sostenibilidad y Responsabilidad Social Corporativa.

 

SeproTec es una compañía compuesta por más de 270 profesionales que no se conforman con aportar valor al cliente, sino que están comprometidos con el entorno social que les rodea. No sería justo trabajar sin pensar en el futuro, por eso SeproTec quiere mantener un proyecto de gestión sostenible, que no comprometa a las futuras generaciones. Por todo ello, hace algo más de 2 años se tomó la decisión de integrar los 10 principios del Pacto Mundial en la estrategia global de la empresa.

 

De esta forma, en el último año se ha hecho un gran esfuerzo por avanzar en la política de Medio Ambiente, con un ahorro del 4,7% de su consumo energético y recorte del 30,8% de su consumo de papel, unas 1.529 hojas por persona al año. De la misma forma, se ha trabajado especialemente en la reducción de la huella de carbono y de las emisiones de CO2.

 

Además, SeproTec sigue muy firme en su propósito de favorecer el acceso laboral a personas en riesgo de exclusión social y reinserción laboral a través de colaboraciones a largo plazo con diferentes ONGs, cursos de formación gratuita, un plan de carrera y becas especiales.

 

María Azqueta, Production Manager of SeproTec and Diego Bartolomé CEO of Tauyou describe the process they went through using machine translation between Spanish dialects at the GALA Conference 2013.

Nowadays, machine translation (MT) is used throughout the industry and almost everyone in the field has likely tried it at least once. Most people are aware of some of its uses and applications. For example, it’s well-known that some Language Service Providers (LSPs) use it to bring down their costs and meet tighter deadlines. Others use it to translate chat messages or e-mails in order to communicate with friends or contact businesses from different parts of the world. It is also helpful for getting a quick idea of what your foreign competitors are offering and for determining if the contents of a file, such as a legal document or patent, warrant the expense of a human translation. There are, nevertheless, still several unexplored applications which use MT and other Natural Language Processing (NLP) tools in a very different way. One of these unexplored applications is the subject of our presentation.

Background
As readers might know, Latin American Spanish is composed of different Spanish dialects spoken throughout the region. Many companies ask LSPs to translate their marketing material into Latin American Spanish or International Spanish, as they want to their products to gain a foothold in this vast market. Argentine Spanish, however, is very different from Mexican Spanish, which is, in turn, quite different from Chilean Spanish, and so forth. Therefore, if you really want to break into a specific market in Latin America, you must decide which country you want to target and localize your material for the different Spanish dialects spoken in each individual country.

Then comes the tricky part: budget. Localizing a project for one language can be hard enough for companies to budget, so budgeting a localization project for four or five dialects of the same language can seem like a Herculean task. SeproTec thus endeavored to find a more cost-efficient solution for effectively reaching the target markets and decided that MT was the answer for making localization accessible and economical for its clients.

Initial brainstorming
SeproTec and tauyou first considered a solution that seemed straightforward enough: directly applying MT to translate from English into the different Spanish dialects. The initial tests, however, showed that the resulting documents required extensive post-editing that was beyond the scope of the available budget. Furthermore, some clients were uncomfortable with the fact that marketing materials were being translated first by a machine.

After consultations with several clients, it was clear that they were willing to invest in a human translation, if not for all of their markets – as not all countries have equal weight in corporate strategy – then at least for their most important targets. On the technical side, tauyou saw the feasibility of a Spanish-to-Spanish translator, who would adapt the Spanish to each country’s dialect (currently Argentina, Chile, Colombia, Mexico, and Puerto Rico, with more to come).

Implementation & Results
Before implementing the machine localization, SeproTec gathered all its translation memories and linguistic assets as well as resources from its clients, such as websites and internal correspondence. This documentation, along with other, publicly available, materials, helped tauyou to build an initial prototype of the engine.

In order to test the quality of this initial prototype, SeproTec localized several strategic documents written in European Spanish for Argentine, Chilean, Colombian, Mexican, and Puerto Rican Spanish. These localizations were performed both by the prototype engine and by a team of human translators and linguists, in order to compare and contrast the results of human and machine localization. Only a few bugs in the engine needed to be fixed to obtain the required quality level and, surprisingly, almost no post-editing of the machine localization was needed.

In essence, the following aspects were considered:

  • Lexical variations
  • Idioms
  • Grammatical differences

It is important to point out that the human localizations also had to go through a process of revision, as some of the terms were not correctly adapted in their first iteration.

Conclusion and further work
SeproTec’s clients are now able to localize their marketing material for the different Latin American markets they target with substantially reduced overhead. As with any technological tool, however, the localization engine still has room for improvement. Specifically, we are currently working on:

  • Improving the lexicons and grammars. It’s important to correct as many words as possible, so we are continuously adding new words to the system. Some grammar rules are still not covered by the system. In this regard, tauyou is developing a simple web interface to handle terminology and grammar that will be made available in the near future.
  • Extending the language coverage:
    • Including more Spanish dialects (Peruvian, Uruguayan, Guatemalan, etc.)
    • Incorporating other languages, such as automatic localization of UK English to American English and vice versa and of European Portuguese to Brazilian Portuguese and vice versa. Moreover, as SeproTec & tauyou have already developed a very powerful MT engine for the Spanish to Portuguese combination, a new version, specifically for Brazilian Portuguese, is going to be developed in order to cover a greater area of the Latin American Market.