Los medicamentos tienen un poder curativo y terapéutico en el ámbito de la salud. Es decir, como traductores debemos ser responsables con la importancia de los datos que tratamos cuando ejercemos nuestra profesión en el área de la medicina.

Los tratamientos tienen una finalidad específica, pueden producir efectos secundarios adversos. Por tanto, la labor del intérprete en este contexto también conecta con la promoción de la salud.

Especialización en traducción sanitaria

Nuestra profesión tiene distintos ámbitos de especialización y la traducción de medicamentos es una de las que más salidas profesionales ofrece en el presente. También tiene un gran potencial de futuro dado que la salud es un objetivo social de bienestar.

Cualquier paciente que toma una medicina debe leer con detenimiento la información expresada en el prospecto, puesto que debe informarse sobre el producto que va a tomar. Por esta razón, la labor del traductor es facilitar estos datos de un modo cercano y en un lenguaje próximo, aunque siempre profesional.

Las especialización en la traducción de medicamentos

Las especialización en la traducción de medicamentos

Con nuestro trabajo, podemos experimentar la satisfacción no solo de realizar con excelencia nuestra propia competencia básica, sino también, de sentirnos partícipes de un contexto tan valorado e importante como el médico, puesto que las medicinas son curativas o paliativas y mejoran la calidad de vida de las personas. ¡El poder del lenguaje también es determinante en este sector!

Este ejercicio profesional es muy exigente por su importancia y sus consecuencias. Por esta razón, es esencial que el experto se haya especializado en este sector para poder realizar su labor con la precisión requerida. Un error de lenguaje en la materia puede tener consecuencias graves.

Esta especialización es fundamental, puesto que el experto maneja datos complejos como marcas comerciales de farmacéuticas, siglas que debe identificar, información sobre productos de distinto formato, terminología química y científica… Por esta razón, para realizar este trabajo con responsabilidad y seguridad es conveniente que el traductor tenga la formación requerida.

Si el lenguaje médico y farmacéutico ya es complejo por sí mismo, todavía lo es más para aquellas personas que no tienen una formación contextualizada en este campo. Este trabajo también implica el conocimiento cultural de un entorno determinado. Cualquier traductor debe tener un máximo conocimiento de las palabras y del lenguaje contextualizado en este marco medicinal.

Además, hay que tener en cuenta que esta complejidad léxica es habitual también para el propio paciente que puede tener dificultades para comprender todos los datos de un prospecto en relación con las condiciones de uso. Por esta razón, la labor del traductor es ser un facilitador en esta información de comunicación sobre cuidados de salud.

Servicio de traductores profesionales

SeproTec proporciona un servicio de calidad que ofrece traducciones fiables y precisas en todos los ámbitos de la salud, el sector farmacéutico y dispositivos médicos, desde hace más de 25 años.

El equipo de traductores está formado por lingüistas con amplia experiencia en el sector o por profesionales del sector médico y/o químico especializados en traducción. Todos ellos deben realizar 10 proyectos de prueba antes de ser homologados por el equipo de SeproTec.

Nuestros gestores de proyecto, especializados en el área médica, trabajan en la gestión integral de todas las etapas de desarrollo del producto, desde la fase de investigación y los procesos regulatorios hasta la comercialización posteriores actualizaciones del medicamento.