El intrusismo en el mundo de la traducción es muy elevado. Por ello, es muy importante contar con la mayor información posible a la hora de contratar a un traductor profesional, y más a la hora de requerir los servicios de la traducción de patentes.

Si bien la traducción de la descripción de un producto o de los materiales de marketing relacionados es importante, la traducción de su patente lo es aún más, ya que el contenido descrito en ésta es el que determinará el alcance de la protección final del invento.  Toda la inversión realizada en I+D se pone en juego a través de la concesión y alcance de su patente.

Las empresas especializadas en traducción de propiedad industrial somos bien conscientes de este hecho y tenemos exquisito cuidado en la selección de los traductores que se encargan de cada patente, mediante la aplicación de un riguroso proceso de selección de proveedores, que incluye la superación de pruebas de traducción internas por cada área de patentes en la que trabaje el traductor, y el seguimiento continuo de la calidad de sus trabajos.

Un traductor de patentes requiere otras habilidades que van mucho más allá del dominio de un idioma. El puesto requiere tener prácticamente el mismo nivel de formación y experiencia técnica que el profesional que redacta la patente original, así como dominar:

  • el idioma destino a nivel nativo.
  • la comprensión de la normativa legal de propiedad industrial, requisitos de patentabilidad, procesos y plazos de solicitud y tramitación correspondientes en el país de presentación.
  • la habilidad de redacción de las reivindicaciones en el idioma de destino cumpliendo con los requisitos de contenido, formato, etc. legalmente establecidos.
  • El dominio de herramientas TAO es un factor importante y absolutamente preferible.

 

Conocimientos técnicos

Un buen traductor de propiedad intelectual debe disponer de amplios conocimientos técnicos en el campo de la patente además de comprender cómo utilizar el lenguaje y la gramática.

Las patentes son documentos precisos.  La incorrecta colocación de una palabra o de un signo de puntuación puede cambiar fácilmente el significado de un texto. Un pequeño error en el uso del lenguaje o la descripción técnica puede alterar la eficacia de todo el documento. Un ejemplo claro es la concesión de la Oficina Europea de Patentes de una patente para la supuesta clonación de células humanas, cuando la solicitud se refería únicamente a animales.  Las reivindicaciones en alemán y francés de la patente utilizaban términos específicos (“tier” y “bête”, respectivamente), refiriéndose a animales, cuando la traducción inglesa incluía el término “animal”, que en inglés también puede referirse a humanos.

 

Crecer como traductor de propiedad intelectual

El mejor consejo esbozado en este artículo es la importancia de especializarse en un nicho de traducción. Con el dominio de la lengua, el resultado de la traducción debería ser “casi” perfecto.

Y es que SeproTec busca cualificación y especialización en su equipo de expertos. Las cualidades que envuelven a las personas que nos dedicamos a este mundo son bien especiales. Para empezar, somos personas habituadas a trabajar de forma autónoma, con una elevada motivación por el encargo y compromiso para cumplir tiempos de respuesta. También, poder realizar un trabajo de calidad. Ser minucioso y perfeccionista está visto como una virtud. Lo que se “traduce” en pasión, disposición y flexibilidad de horario. Y es que, muchas veces, cumplir con esto se vuelve cuesta arriba cuando las circunstancias soplan en contra. Pero cuando el trabajo está terminado y bien hecho, la satisfacción es tanta que todo desafío merece la pena (¿o la alegría?) para crecer como traductor profesional.

 

El título de traducción

Además de todas estas cualidades personales, es imprescindible fortalecerlas con una formación continua. El título de traducción e interpretación solamente es el comienzo. La especialización en el campo de las patentes es una gran oportunidad, ya que es una de las ramas menos concurridas en esta profesión, la cual está en auge. Debido a la globalización y la tecnología, el perfil de las empresas ha cambiado. Una vorágine de innovación ha revolucionado el mundo en pocos años. Esto ha propiciado proteger las nuevas ideas a través de los procesos de propiedad industrial e propiedad intelectual.

Un traductor profesional de patentes también debe estar bien formado en el ámbito jurado para poder contar con buen léxico, técnico y coherente. Sin margen de error en la interpretación del texto y comprensión total.

Por último, no solamente se trata de saber el idioma de “origen y destino”, sino también conocer la cultura de ambas lenguas. Se trata de escribir de la manera más natural, más precisa y sin sonar forzado. Todo un arte. Por otro lado, es imprescindible contar con conocimientos informáticos, dominio de programas de traducción, de diccionarios especializados y fuentes fiables.

 

SeproTec, una buena escuela de traducción de PI

SeproTec ha sido y es para muchos de nosotros una excelente “escuela” de traductores especializados en PI.  Entre los requisitos exigidos, se incluyen ser nativo en el idioma al que traduce, estar especializado en un ámbito técnico (biotecnología, medicina, química, farmacia, veterinaria, ingeniería, telecomunicaciones, mecánica, dispositivos médicos, etc.) y haber completado estudios avanzados en traducción (titulación reconocida), y/o en el campo técnico relevante (química, farmacia, mecánica, telecomunicaciones…). Se requiere además una experiencia profesional previa acreditable en tiempo y en volumen de palabras traducidas dentro de la disciplina específica requerida, y completar una prueba de traducción en uno o más campos de especialidad.

Una vez superado el proceso de selección, en SeproTec llevan a cabo un control de la calidad y seguimiento continuo de nuestro trabajo diario, que nos ayuda a mejorar, perfeccionar nuestra técnica y delimitar el ámbito de especialización que mejor encaja en nuestro perfil.

El proyecto de SeproTec comenzó en 1989 con el compromiso de convertirse en

la mejor solución de traducción de propiedad intelectual del mercado. Aunque con el paso de los años hemos se ha diversificado su actividad, ya que ahora cubren más de 12 segmentos de mercado y una gran variedad de servicios lingüísticos, la traducción de la propiedad intelectual era y sigue siendo uno de los principales pilares de la compañía.

Traducción en lenguas asiáticas

Las relaciones económicas y culturales con los diferentes países de Asia se han disparado en los últimos años, como resultado lógico del crecimiento que experimenta esa zona del mundo, donde se concentra en la actualidad la mitad de la población del planeta y el 25 % del Producto Interior Bruto. Como consecuencia, la atención a los lenguajes asiáticos y su traducción ha crecido notablemente.

Esta evidencia convierte en necesarios algunos servicios que en otras épocas podían ser considerados como secundarios. Es el caso de los servicios de traducción profesional para idiomas del área Asia-Pacífico, enfocados en actividades económicas y sus derivadas: contratos, documentos legales, interpretación en eventos y reuniones, etcétera. Se trata de servicios que exigen una altísima cualificación.

Los Derechos de Propiedad Intelectual son una importante preocupación para empresas occidentales que comercializan sus productos en Asia, especialmente cuando estratégicamente se dirigen a China, donde los falsificadores hacen su agosto. Estos pueden plantear serios problemas para los proyectos en China de cualquier empresa, ya que cada día son más eficientes y amplían su capilaridad en los mercados.

La protección de la propiedad intelectual en China, por ejemplo, es un camino de largo recorrido.

Los problemas chinos con respecto a los Derechos de Propiedad Intelectual no deberían frenar a un inversor potencial, ya que el gobierno central comienza a tomarse en serio este tema, gracias a la presión internacional, y está revisando de forma periódica el régimen legal de estos derechos. No solo se puede, sino que se deben tomar las medidas apropiadas para proteger las patentes y marcas en Asia.

La complejidad de los lenguajes asiáticos

Los servicios de traducción de documentos comerciales exigen la configuración de equipos multidisciplinares, capaces, por tanto, de conjugar su experiencia y conocimiento en beneficio de clientes que no se pueden permitir incertidumbres ni errores de interpretación. Es el caso de SeproTec, con experiencia en conjugar las habilidades de traductores, correctores, lingüistas, ingenieros y abogados.

La exigencia de calidad en el proceso contempla la traducción de documentos destinados al trámite de derechos de propiedad intelectual y patentes. Se trata de una de las actividades con mayor margen de crecimiento a escala global como resultado de la internacionalización de la economía. Y se trata, a su vez, de un servicio particularmente dificultoso en los idiomas asiáticos.

Esta clase de servicios incluye la presentación y validación de patentes; la traducción de marcas registradas y documentación de diseños industriales; la traducción de documentos para litigios en caso de infracciones sobre patentes; y la redacción y traducción de documentos sobre propiedad intelectual.

La tramitación de patentes en el extranjero es un proceso de gran dificultad, y no solo por la existencia de normativa diferente. También supone la necesidad de interpretar documentos legales redactados en otros idiomas y redactar trámites nuevos. Este proceso está sometido al riesgo del error por su alta complejidad.

En particular, los idiomas asiáticos suponen una dificultad añadida, tal y como confirma un estudio realizado por el Steinbeis Transfer Institute, según el cual, el mayor porcentaje de error en la tramitación de documentos de patentes y propiedad intelectual se produce a la hora de afrontar trámites en los países de Asia-Pacífico. No es un hecho inocuo, porque su repercusión económica es muy elevada.

Traducción especializada

Hay que entender que cuanto más duran los trámites para el registro de una patente, mayores son los riesgos de infracción sobre la misma, de modo que la propiedad industrial e intelectual de la empresa se ve desprotegida. Los servicios de traducción exigen, por tanto, un alto grado de eficiencia, rapidez y conocimiento del lugar, tanto de los trámites precisos como de la burocracia de cada país.

Contar con un servicio de traducción contrastado en el área Asia-Pacífico, con experiencia en trámites ante las administraciones de China, Japón, Corea del Sur, Indonesia, Filipinas y otras potencias económicas de la zona, es un paso fundamental para el éxito. Sobre todo si abordamos procedimientos de propiedad intelectual. En SeproTec nos encargamos de garantizarte la máxima fiabilidad.

¿Nos estamos tirando piedras sobre nuestro propio tejado? Esta es una pregunta que todavía muchos profesionales de la traducción plantean cuando hablamos de traducción automática. Aunque en SeproTec la utilizamos desde hace ya varios años, es innegable que es ahora cuando está generalizándose el uso de esta tecnología en todos los ámbitos y no sólo en nuestro sector. Es evidente que la tecnología avanza, queramos o no, y es mejor adaptarnos a ella.

Efectivamente, es ahora, en los últimos tiempos, cuando estamos dejando a un lado la discusión: “traducción automática, sí/traducción automática, no”; y damos paso a un nuevo debate “traducción automática, sí, pero ¿cómo?”.

El uso de la traducción automática en el ámbito personal está asumido. Pero, ¿cómo debemos usar los motores de traducción en el terreno profesional?

Hoy por hoy, el resultado de un motor de traducción automática no es perfecto y, cuando buscamos un resultado similar al de una traducción humana, entonces es necesaria una posedición, que es donde intervenimos los profesionales.

Y es que, desde la perspectiva del profesional de la traducción, la traducción automática es una herramienta más a nuestro servicio que consigue ayudarnos a ser más productivos en nuestro trabajo. Podemos y debemos usarla como un elemento más de apoyo, al igual que hacemos con los glosarios o las memorias de traducción.

Sin embargo, la traducción automática no tiene por qué sustituir a los traductores, aunque sí puede hacer que nuestra labor sea diferente. Tenemos que adaptarnos, es innegable: nuestra profesión vuelve a experimentar un cambio crucial.

Un cambio muy similar al que vivimos cuando pasamos de la máquina de escribir al ordenador o del fax al correo electrónico. Ya no digamos el cambio que se produjo con la aparición de las herramientas de traducción asistida. Estos progresos supusieron una evolución sustancial de la labor de traducción y un cambio en nuestra forma de trabajar.

Entonces, si todos los cambios nos han hecho mejorar y adaptarnos al nuevo entorno, ¿por qué no usar la traducción automática para tener un mayor abanico de posibilidades de trabajo frente a nosotros? Es verdad nos toca cambiar otra vez, aprender de nuevo y trabajar de una forma un poco diferente a como lo hacíamos hasta ahora.

Pensemos en positivo: es un avance, un nuevo reto en nuestras carreras profesionales, una nueva forma de trabajo que nos saca de nuestra zona de confort para hacernos mejores profesionales.

Los cambios dan miedo, eso es algo indudable, y nos cuestan mucho, también es verdad, pero, ¿y la satisfacción de conseguir adaptarnos?

Venga, echemos un vistazo a los consejos para afrontar los cambios de nuestro departamento de Producción y veamos la traducción automática como lo que es: una nueva herramienta.

María Illescas

Project Manager

LA GESTIÓN DEL CAMBIO Y SUS FASES

marzo 15th, 2016 | Posted by admin in SeproTec - (0 Comments)

Que a todos nos cueste llevar a cabo y aceptar un cambio es innato a nuestra naturaleza humana. A unos más y a otros menos, adoptar un cambio supone un esfuerzo para todos.

La sociedad se ve obligada a adaptarse a los cambios voluntarios e involuntarios que, o bien nos vienen impuestos, o nos imponemos para avanzar. El éxito o el fracaso de un cambio depende de dos factores claves: tiempo y fases. Una vez se llega a la última fase, se inicia siempre un nuevo cambio.

El cambio es un ciclo de mejora continua donde la única estabilidad es la consecución de sus fases:

Fase 1: Analizar el problema. Todo cambio empieza por un problema, una crisis, o algo que está funcionando mal. No importa si este problema es grande o pequeño; si algo distorsiona o no nos permite avanzar, hay que cambiarlo.

Fase 2: Buscar una solución. Esta puede ser una de las fases más creativas e inquietas del ciclo; pero es una fase determinante. Podemos equivocarnos a la hora de buscar una solución o no. En cualquiera de los casos, si nos equivocamos no pasará nada, siempre podremos volver a la fase 1.

Fase 3: Buscar un líder. Alejandro Magno, Steve Jobs y Luke Skywalker. Todos ellos fueron líderes valientes que impulsaron grandes cambios, incluso en la ficción. No obstante, no lo consiguieron de la noche a la mañana y también tuvieron sus fracasos durante el camino. Pero la constancia, el tiempo y la consecución de las fases, les ayudaron a conseguir el objetivo.

Fase 4: Comunicar la visión. Todo líder necesita una visión, es decir, saber a dónde dirigirse y qué quiere conseguir con ello; verlo claro y saber qué se quiere conseguir es una condición indispensable de un líder.

Fase 5: Delegar y motivar. Además de saber a dónde se dirige, cuál es el objetivo y a dónde se quiere llegar, un líder debe de tener un fuerte apoyo que le respalde y le ayude a continuar contra viento y marea.

Fase 6: Dirigir hacia la victoria. Alejandro Magno no lo tuvo fácil, se encontró con múltiples obstáculos en su camino: enfermedades, plagas, problemas técnicos. Todo puede suceder y obstaculizar nuestro empeño. Hay que asumir que todo obstáculo será parte del camino que tenemos que recorrer.

Fase 7: Premiar y diseminar. Una vez conseguido nuestro objetivo, hay que celebrarlo y hacer partícipes del éxito a todos los que nos rodean, porque todos hemos colaborado para conseguirlo.

Fase 8: Asentar el cambio. De forma intrínseca, al asentar el cambio estamos analizando tanto los beneficios del cambio como abriendo puertas a nuevas mejoras. Con lo que se inicia un nuevo ciclo que comienza en la Fase 1: analizar un nuevo problema y, con ello, mantener el ciclo de mejora continua.

Y de esta manera, marcando unos objetivos, trazando unas fases y siendo constantes, se conquistó el Mediterráneo, se gestó el imperio de Apple y se destruyó la Estrella de la Muerte. No tengamos miedo a los cambios y avancemos en armonía para conquistar todo lo que nos propongamos.

Departamento de Producción

Having been awarded some of the most important contracts in the industry, SeproTec’s forecast in terms of new hires, the most optimistic in the last 5 years, is to reach 500 employment contracts in 2013, among translators, proofreaders, linguists, interpreters, coordinators, project managers, IT technicians, administrative personnel and human resources.

In 2010 SeproTec was recognized by the international association Europe’s 500, which ranked the firm among its “Top 50 European Growth Companies” as one of the 30 fastest-growing European companies, both in turnover and number of employees.

“At SeproTec, we have been committed to employment for nearly 25 years. Today, we are one of the most solid companies in the field and number one in job creation,” affirms Carlos León, CEO of SeproTec, adding that “in 2013 alone we expect to hire some 500 professionals. This provides us with the possibility to continue setting standards in the sector, creating new jobs and offering these professionals all the advantages that come with an employment contract, within reach of only a few until now.”

SeproTec Multilingual Solutions is present in 12 countries. We are one of the top 40 companies in the world within our sector (TOP 100 – Common Sense Advisory Ranking, 2012). With nearly 25 years of experience researching profitable, high-quality solutions, SeproTec stands out because of its use of the most advanced technology thanks to our investment in R&D&i and the fact that we work with leading industry professionals in each and every one of our departments. SeproTec has successfully combined its corporate social responsibility processes with those of quality control and environmental management, and has standardized them all through regulations ISO 9001, ISO 15038 and ISO 14001).

Gracias a la adjudicación de algunos de los contratos más importantes del sector, como el que se ha firmado recientemente con la Policía Nacional para la gestión de todos los servicios de traducción e interpretación en España; la previsión de SeproTec en materia de contratación, la más optimista de los últimos 5 años, es la de alcanzar las 500 contrataciones en 2013, con perfiles repartidos entre: traductores, revisores, lingüistas, intérpretes, coordinadores, gestores, informáticos, personal administrativo y de recursos humanos.

En el año 2010, SeproTec ya fue galardonada por la asociación internacional Europe´s 500 que incluía a la empresa en su ranking Top 50 European Growth Companies como la segunda empresa española de mayor crecimiento, tanto por cifra de negocio como por número de empleados.

“En SeproTec llevamos cerca de 25 años apostando por el empleo. A día de hoy, somos la empresa más sólida del sector y la que más puestos de trabajo ha generado” nos cuenta Carlos León, Director General de SeproTec y añade que “sólo en 2013 tenemos previsto contratar cerca de 500 profesionales. Esto nos ofrece la posibilidad de seguir regularizando el sector, generar nuevos puestos de trabajo y ofrecer a estos profesionales, todas las ventajas de una contratación laboral, algo que hasta ahora muy pocos podían alcanzar”.

SeproTec

Con presencia en 12 países, SeproTec Multilingual Solutions es la empresa proveedora de servicios multilingües (traducción, interpretación y localización) líder en España y una de las 40 mejores empresas del mundo en su sector (Ranking TOP 100 – Common Sense Advisory, 2012). Con más de 20 años de experiencia estudiando soluciones rentables y de alta calidad, SeproTec destaca por utilizar la tecnología más avanzada gracias a su inversión en I+D+i y los mejores profesionales en cada una de sus áreas de gestión. SeproTec ha conseguido unir sus procesos de responsabilidad social corporativa, control de calidad y gestión medioambiental y homologarlos mediante las normas ISO 9001, ISO 15038 e ISO 14001).

MADRID, Fuente: (EUROPA PRESS)

La División Económica y Técnica del Cuerpo Nacional de Policía ha adjudicado sus servicios de traducción e interpretación en toda España a la empresa SeproTec por un importe de 9,8 millones de euros, según publica el Boletín Oficial del Estado (BOE).

La empresa se encargará de la interpretación directa e inversa al castellano de declaraciones orales, traducciones escritas, escuchas telefónicas y transcripción de cintas de audio u otros soportes informáticos grabados en otros idiomas en el marco de actuaciones judiciales. En el anterior concurso, resuelto en octubre de 2011, Seprotec se hizo sólo con el servicio de traducción de la Policía en Andalucía y Extremadura.

El contrato de la Policía está dividido en cinco lotes, de los que el más cuantioso es el de Madrid, Castilla-La Mancha y Castilla y León, valorado en 4,96 millones de euros. El de Cataluña, Comunidad Valenciana y Baleares asciende a casi 2,5 millones, mientras que los servicios en el norte de España están valorados en 413.223 euros. El contrato se completa con los lotes de Andalucía y Extremadura (826.446 euros) y Canarias, Ceuta y Melilla (1,12 millones).

SeproTec Multilingual Solutions empresa proveedora de los traductores e intérpretes para los juzgados de Madrid, presenta su último estudio acerca de los idiomas más solicitados en los juzgados de Madrid.

Durante el primer semestre del año 2013, los 10 idiomas más solicitados han sido:

 

 

1º semestre 2013

Porcentaje total servicios

Rumano 28,5%
Árabe 16%
Chino mandarín 10%
Inglés 8,5%
Bengalí 5%
Wolof 5%
Búlgaro 4,5%
Francés 3%
Polaco 2,5%
10º Ruso 2%

 

Los 10 idiomas suman un 85% de la demanda total. El estudio muestra un incremento del bengalí; que se coloca en 5º lugar, y del ruso; que se posiciona como uno de los 10 idiomas más hablados en los juzgados de Madrid. Por el contrario, cae de la lista el portugués que pierde posiciones frente al ruso y al polaco. El rumano sigue siendo el idioma más solicitado con un 28,5% de la demanda total. El árabe y el chino mandarín le siguen con un 16% y 10% respectivamente.

Los 10 idiomas menos solicitados durante el 1º semestre del 2013 han sido (de menos a más):

1.Agni

2.Kurdo

3.Letón

4.Moldavo

5.Noruego

6.Edo

7.Somalí

8.Lingala

9.Mandinga

10. Turco

El pasado lunes 22 de abril se celebró en el Auditori de Barcelona el tradicional Día de Les Esquadres, una jornada que conmemora el trabajo de los Mossos d´Esquadra. El conseller de Interior de la Generalitat, Ramón Espadaler, ha defendido que este cuerpo es una «policía integral» y sobre todo «una policía competente».

El acto asimismo, ha reconocido el trabajo de los agentes, entidades e instituciones que a lo largo del año han colaborado activamente en la labor del cuerpo de los Mossos d´Esquadra. En este grupo se incluye a los traductores e intérpretes que día tras día, han dado lo mejor de sí mismos en favor de la comunicación y de la ayuda a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado. Esta invitación por parte del Departament d´Interior, significa un paso más en el reconocimiento del sector y de la figura del traductor e intérprete por parte de la Administración.

El trabajo del intérprete que colabora directamente con los diferentes Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, es fundamental en cualquier operación de carácter internacional. Cada día, los intérpretes están mejor preparados para este trabajo, que requiere no sólo una calidad técnica excepcional sino también, un importante autocontrol en situaciones de estrés y experiencia en mediación intercultural.

Gracias al Departament d´Interior por contar con nosotros y a todos los profesionales de la traducción e interpretación por hacerlo posible.

 

[es]

A la caza del traductor

En las búsquedas y procesos de selección de traductores intervienen un gran número de requisitos, lo que con frecuencia hace difícil (o muy difícil) ajustar entre las características de los candidatos y nuestras necesidades en esos momentos concretos. Las variables que debemos tener en cuenta son la lengua de partida, la lengua de llegada, la especialidad, las tarifas, la disponibilidad del traductor, la fluidez de comunicación con la persona (esto incluye factores como el lugar de residencia del traductor y la diferencia horaria, pero también otros aspectos que tienen más que ver con sus circunstancias personales o su forma de ser, como que tenga acceso al email y al teléfono de manera ágil y que se muestre disponible y colaborador para responder a nuestras preguntas).

La lengua de partida y de llegada es el primer factor decisivo y eliminatorio. Por cuestiones de calidad, solo pedimos a nuestros traductores que trabajen hacia su lengua materna. Es decir, que si el cliente nos pide una traducción de sueco a ruso, necesitamos a una persona nativa de ruso. Pero si nos pide un trabajo de ruso a sueco, necesitamos a un traductor cuya lengua materna sea el sueco. ¡Una gran diferencia! Por ejemplo, hay infinitamente más traductores de inglés a turco (nativos de turco), que de turco a inglés (nativos de inglés). Nos consta que hay traductores y agencias que ofrecen traducciones en ambas direcciones. Sin embargo, a excepción de ciertos casos muy, muy excepcionales de bilingüismo real, nosotros entendemos que un traductor tiene una única lengua de llegada, que es su lengua materna o preferente.

Otra dificultad es la especialidad. Muchas veces trabajamos con textos de contenidos muy específicos y que requieren conocimientos muy técnicos, no solo del área en sí, sino también de la terminología adecuada que debe emplearse. Por ejemplo, es muy dispar la experiencia y cualidades que debe tener un traductor de marketing, que sea capaz es escribir con soltura textos publicitarios y adaptarlos muy bien a la cultura de llegada, que lo que le pedimos alguien encargado del manual de seguridad de una central nuclear, o de la descripción química de un medicamento, o del lenguaje de programación de un software. No se trata de ser mejor o peor traductor, sino sencillamente de tener las habilidades y experiencia para ese trabajo en concreto.

Las tarifas en determinados casos también son decisivas. Intentamos que no sean eliminatorias, pero a veces, cuando los precios que ofrece un traductor están por encima de los de otros colaboradores nuestros con experiencia y habilidades parecidas, hacen que tengamos que decantarnos por los de costes más competitivos.

También valoramos mucho la profesionalidad que los traductores muestran en la comunicación con nosotros. Puesto que buscamos profesionales de la traducción, los currículos o los mensajes mal redactados, con faltas de ortografía, estilo, puntuación y maquetación quedan automáticamente descartados. Necesitamos traductores que se preocupen por la calidad del servicio que ofrecen, y esto incluye cuestiones técnicas y personales. Entre las técnicas buscamos a personas con un alto dominio de la lengua de partida y la de llegada, que sepan traducir bien (lo que a veces no tiene que ver con el hecho de conocer bien una lengua, ni dos), que escriban adecuadamente, que se fijen en los detalles, que sigan correctamente nuestras instrucciones, que se ajusten a los plazos de entrega, que dominen los programas de traducción asistida que empleamos, etc. En cuanto a las habilidades personales, necesitamos a traductores motivados en trabajar con nosotros, que se muestren dispuestos a colaborar, que sean flexibles en la negociación de las condiciones, que sean honestos con respecto a su experiencia y formación, que cumplan con su palabra, que sea fácil comunicarse y trabajar con ellos, etc.

En ocasiones, las búsquedas también se complican cuando nos piden trabajar de o hacia lenguas que hablan (o escriben) un número reducido de personas como el finés, el gaélico, el escocés, el occitano, el criollo haitiano, el camboyano o el tamazight. O cuando lo que resulta poco común es la combinación, como por ejemplo de italiano a griego, de hebreo a español de España o de japonés a sueco. En algunos casos (hasta ahora reducidos, afortunadamente) hemos tenido que sugerir al cliente una traducción intermedia pasando por el inglés, pero en la mayoría de las veces, al final encontramos a los colaboradores que necesitamos. Con frecuencia, toda una aventura de investigación…

Margarita Sánchez-Barbudo

Vendor Manager

SeproTec

[en]

On the Hunt for a Translator

In the searches for and the selection processes of translators, a large number of requirements are involved, which often makes it difficult (actually, very difficult) to find a good fit between the characteristics of the candidates and our needs at that particular time. The variables that we have to keep in mind are: the source language, the target language, the area of specialty, the rates, the translator’s availability, the ease of communication with the person (this includes factors like where the translator lives and the time difference, but other aspects as well that have more to do with their personal situation or their personality, like if they have quick and easy access to email and the telephone, and if they show that they are available and cooperative in answering our questions).

The source and target languages are the primary decisive, qualifying factors. For quality reasons, we only ask our translators to translate into their native language. So, if the client asks us for a translation from Swedish into Russian, we need a native speaker of Russian. But if they ask us for a translation from Russian to Swedish, we need a translator whose native language is Swedish. A huge difference! For example, there are infinitely more translators from English to Turkish (native Turkish speakers), than from English to Turkish (native English speakers). We are aware that there are translators and agencies that offer translations in both directions. However, with the exception of certain very, very rare cases of true bilingualism, we understand that a translator has one unique target language, which is their native or preferred language.

Another difficulty is the area of specialty. Many times we work with texts that have very specific content and that require very technical knowledge, not just in the area itself, but also in the proper terminology that must be used. For example, the experience and skills that a translator of marketing has to have – they have to be able to write advertising copy fluently and adapt it very well to the target culture – are very different from those that we require of someone in charge of translating the safety manual for a nuclear plant, or the chemical description of a drug, or software programming language. This is not about being a better or worse translator, but simply about having the skills and experience for that particular job.

The rates are also critical in certain cases. We try not to make them the qualifying factor, but sometimes, when the prices a translator offers are higher than those of other partners we work with who have similar experience and skills, this means we have to opt for the most competitive pricing.

We also very much appreciate the professionalism that translators show in communicating with us. Since we are seeking translation professionals, CVs or emails that are poorly written, with spelling, style, punctuation and layout errors, are automatically discarded. We need translators who care about the quality of the services they offer, and that includes technical and personal issues. Our searches include looking for people with a high proficiency in the source language and the target language, who can translate well (something which sometimes has nothing to do with the fact that they know a language well, or even two), who write properly, who pay attention to details, who follow our instructions correctly, who comply with delivery deadlines, who know how to use the computer-aided translation programs that we use, etc. Regarding personal skills, we need translators who are motivated to work with us, who show that they are cooperative, who are flexible in the negotiation of conditions, who are honest about their experience and education, who stick to their word, who are easy to communicate and work with, etc.

Sometimes searches can get more complicated when we are asked for translations from or into languages that are spoken (or written) by a smaller number of people, such as Finnish, Gaelic, Scots, Occitan, Haitian Creole, Cambodian, or Tamazight. Or when the unusual thing is the combination, such as from Italian to Greek, from Hebrew to Spanish for Spain or from Japanese to Swedish. In some cases (not that many so far, fortunately), we have had to suggest to the client that we do an intermediate translation through English, but most of the time we finally do find the partners we need. Many times, it’s all a research adventure…

Margarita Sánchez-Barbudo

Vendor Manager

SeproTec