Una de las claves de Internet: traducir para SEO

marzo 20th, 2018 | Posted by admin in SeproTec | Traducción

Internet tiene sus propias reglas, pero, hoy en día, si no apareces en la red es como si no existieras y, por eso, las empresas toman buena nota de cada nuevo requisito que hace falta para posicionarse.
Un buen SEO nos permite tener una web más visible, más accesible para aquellos buscadores que necesiten aquello que tú ofreces. No cuidar todos los factores que permiten este posicionamiento (la traducción de textos, por ejemplo) supone lo mismo que abrir una tienda en medio del desierto, es decir, no tener nada.

Plantillas como las de WordPress para web o blog disponen de sus propios complementos para ayudar en estas tareas, denominados plugins. Alguno de ellos incluso te va guiando e indicando todo lo que tienes que hacer para optimizar tu SEO.

No obstante, una vez que mejoras tus contenidos, imágenes, diseño o marca ¿cuál es la clave, el detalle que marca la diferencia?: la traducción para SEO.

Claves para mejorar tu SEO

Traducir los contenidos no solo te ayuda a ampliar el mercado al que te diriges; también mejora la imagen de tu negocio y ayuda a optimizar el SEO de tu página, y, por tanto, mejora el posicionamiento.
Cualquier empresa o agencia de traducción que se precie te explicará que la localización de una página web no consiste en traducir y maquetar únicamente el texto que se ve. Precisamente, es el backstage de una web lo que más te puede penalizar cuando un buscador califica tu web si el trabajo no está bien hecho. Disponer de textos, palabras clave, etiquetas, descripción de las imágenes y otros elementos en el idioma meta hará que los buscadores indexen tu sitio web en las búsquedas realizadas en ese idioma.

 

Traducir para SEO es un proceso aún más complejo a la hora de localizar una página web, ya que, además, hay que incluir en el flujo de trabajo la validación de las palabras clave en el idioma al que se traduce (idioma meta). Las palabras clave no pueden escogerse al azar, sino que deben corresponder a las búsquedas que los usuarios hacen en Internet.

 

Un flujo de trabajo básico en la traducción para SEO sería:

 

  1. Auditoría SEO de la web actual del cliente para detectar áreas de mejora para la optimización SEO.
  2. Estudio e identificación de las palabras clave de cada uno de los servicios que ofrece la empresa.
  3. Traducción de las palabras clave al idioma meta.
  4. Validación con la agencia digital (propia o del cliente) de las palabras clave, de acuerdo a los términos de búsqueda de los clientes en Internet.
  5. Coordinación con el traductor para asegurar que sigue las pautas de correcta implementación de las palabras clave en el cuerpo del texto, en los títulos, etc.
  6. Coordinación con la agencia digital o con el equipo de localización para asegurar que las palabras clave están debidamente implementadas en URL, etiquetas, metaetiquetas, descripciones de las imágenes, etc.
  7. Alimentar las memorias del cliente para garantizar la inserción de las palabras clave en sucesivas actualizaciones de la web.

 

Finalmente, solo nos queda recomendarte que acudas a un servicio de traducción profesional para localizar tu página web, especialmente si buscas una optimización SEO, ya que, al fin y al cabo, estamos hablando de tu negocio, tu sustento y tu futuro. La inversión que hagas en traducción optimizada para SEO bien valdrá la pena.

 

Hay empresas como SeproTec que disponen de una gran versatilidad para este tipo de tareas y que pueden ofrecerte un trabajo útil, profesional, optimizado para Internet y a la altura de tus expectativas.

2

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 Both comments and pings are currently closed.