La traducción automática ha llegado para quedarse.

abril 13th, 2016 | Posted by admin in Localización | SeproTec | Traducción

¿Nos estamos tirando piedras sobre nuestro propio tejado? Esta es una pregunta que todavía muchos profesionales de la traducción plantean cuando hablamos de traducción automática. Aunque en SeproTec la utilizamos desde hace ya varios años, es innegable que es ahora cuando está generalizándose el uso de esta tecnología en todos los ámbitos y no sólo en nuestro sector. Es evidente que la tecnología avanza, queramos o no, y es mejor adaptarnos a ella.

Efectivamente, es ahora, en los últimos tiempos, cuando estamos dejando a un lado la discusión: “traducción automática, sí/traducción automática, no”; y damos paso a un nuevo debate “traducción automática, sí, pero ¿cómo?”.

El uso de la traducción automática en el ámbito personal está asumido. Pero, ¿cómo debemos usar los motores de traducción en el terreno profesional?

Hoy por hoy, el resultado de un motor de traducción automática no es perfecto y, cuando buscamos un resultado similar al de una traducción humana, entonces es necesaria una posedición, que es donde intervenimos los profesionales.

Y es que, desde la perspectiva del profesional de la traducción, la traducción automática es una herramienta más a nuestro servicio que consigue ayudarnos a ser más productivos en nuestro trabajo. Podemos y debemos usarla como un elemento más de apoyo, al igual que hacemos con los glosarios o las memorias de traducción.

Sin embargo, la traducción automática no tiene por qué sustituir a los traductores, aunque sí puede hacer que nuestra labor sea diferente. Tenemos que adaptarnos, es innegable: nuestra profesión vuelve a experimentar un cambio crucial.

Un cambio muy similar al que vivimos cuando pasamos de la máquina de escribir al ordenador o del fax al correo electrónico. Ya no digamos el cambio que se produjo con la aparición de las herramientas de traducción asistida. Estos progresos supusieron una evolución sustancial de la labor de traducción y un cambio en nuestra forma de trabajar.

Entonces, si todos los cambios nos han hecho mejorar y adaptarnos al nuevo entorno, ¿por qué no usar la traducción automática para tener un mayor abanico de posibilidades de trabajo frente a nosotros? Es verdad nos toca cambiar otra vez, aprender de nuevo y trabajar de una forma un poco diferente a como lo hacíamos hasta ahora.

Pensemos en positivo: es un avance, un nuevo reto en nuestras carreras profesionales, una nueva forma de trabajo que nos saca de nuestra zona de confort para hacernos mejores profesionales.

Los cambios dan miedo, eso es algo indudable, y nos cuestan mucho, también es verdad, pero, ¿y la satisfacción de conseguir adaptarnos?

Venga, echemos un vistazo a los consejos para afrontar los cambios de nuestro departamento de Producción y veamos la traducción automática como lo que es: una nueva herramienta.

María Illescas

Project Manager

7

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 You can leave a response, or trackback.

Leave a Reply