Nace Wonderloc, un servicio pensado para facilitar la creación y gestión de contenidos digitales en cualquier idioma.

Wonderloc integra las herramientas más avanzadas de un gestor de contenidos web junto con las de un servicio de traducción profesional. Es el resultado de la colaboración entre SeproTec, empresa líder del sector en España y una de las 40 empresas más importantes del mundo en la industria de la traducción y la interpretación, y Cruel Design, empresa especializada en la ingeniería de software con una amplia experiencia en la tecnología de Oracle.

Wonderloc nos permite gestionar todo nuestro contenido digital, ya sea en páginas web, redes sociales, dispositivos móviles, plataformas de comercio electrónico o portales de internet, gracias a su tecnología integrada basada en la plataforma Web Center Sites de Oracle.

Su valor añadido reside en la reducción de costes, ya que nos permite unificar los contenidos digitales; en una mayor visibilidad en el mercado internacional, gracias a la traducción y localización de estos contenidos y en el análisis del impacto real que tengan en los diferentes mercados.

En definitiva, Wonderloc es la herramienta ideal para aquellas empresas que se encuentren en un proceso de expansión internacional o que ya cuenten con presencia en otros mercados y quieran optimizar el impacto de sus contenidos digitales.

Más información pinchando aquí.

Aunque lo pueda parecer, G11n, I18n, L10n no es ningún código binario. Son las abreviaturas de Globalization, Internationalization y Localization, respectivamente claro. Digo abreviaturas por decir algo, porque estas “numeraturas” están compuestas por la primera y la última letra de la palabra y en el centro el número de letras que hay entre estas.

Por muchas veces que haya explicado con detalle lo que significa cada término, o simplemente dado una definición general, nadie lo entiende bien del todo, de hecho mi familia me pregunta a qué me dedico, al menos una vez al mes. Así que voy a tratar de resumirlo de manera práctica.

Cuando creamos un producto, pretendemos llegar al mayor número de personas posible, y para ello, tenemos que salir del mercado local y abrirnos al internacional. Esto es lo que llamamos “globalización”. Partiendo de este punto, lo que necesitamos es hacer nuestro producto internacional, es decir, que esté adaptado a todas las lenguas y que tenga en cuenta las normas y tradiciones de otras culturas. A esto lo llamamos “internacionalización”.

Lo ideal sería que los productos se crearan pensando en esto y que fueran válidos para todas las culturas, pero en la vida real se crean para un determinado público y tenemos que adaptarlos al resto a posteriori. Este proceso sería la “localización”, y lo que hacemos es modificar el producto para que se ajuste a una cultura diferente de la de origen.

Los diferentes factores a tener en cuenta los veremos con más detalle en el siguiente post: “Localización = traducción + adaptación”.


Berta Fernández Ceballos
Localization Manager